mardi, janvier 03, 2006

Cada verso un minuto

Image hosted by Photobucket.com

8 am Todo el mundo anda con prisa
8,01 am y me pregunto sobre los lugares comunes
8,02 am del a dónde y del por qué.
8,03 am El dinero, el poder, la ambición, ser reconocido,
8,04 am compromisos, obligaciones, hasta la amistad
8,05 am en las normas regladas por nosotros,
8,06 am para permitirnos pasar la página de las aspiraciones personales.
8,07 am Siempre más y mejor. Ahora se llama calidad de vida.
8,08 am Calidad de marca en todo lo que se precie,
8,09 am conozco una ciudad que aspira a ser marca también.
8,10 am Una ciudad que antes fue mi pueblo.

Image hosted by Photobucket.com

8,11 am Y ME PREGUNTO (ingenuo que aún preguntas)
8,12 am en una serie de iguales de miradas y expectativas
8,13 am de hombres y mujeres con ojos cansados, dormidos,
8,14 am sin apenas luz, sin apenas fuerzas para fijar la atención
8,15 am más allá del camino conocido, como cada mañana
8,16 am en la misma caravana de zombis héroes,
8,17 am ora et labora ; primum consumire deinde filosofare,
8,18 am SI NO ACABA SIENDO todo falso,
8,19 am toda esta cruel olimpiada hacia el sinsentido.
Image hosted by Photobucket.com

8,20 am Y ME PREGUNTO con un suspiro llamado ansiedad
8,21 am cómo serán sus palabras cansadas
8,22 am quizá cómo las mías,
8,23 am quizá no tengan palabras o no las quieran,
8,24 am porque prefieran la felicidad o la ignorancia.
8,25 am Compartimos esa lluvia de hojas yertas
8,26 am cercanas pero inalcanzables,
8,27 am en ese parque donde los niños atraviesan ya
8,28 am con la carga de sus mochilas.
8,29 am Compartimos ese tacto arrugado por haber vivido
8,30 am sin moverse de su árbol, de su rama, de su tallo,
8,31 am una existencia completa (primavera-otoño) como hojas de árbol.

Image hosted by Photobucket.com
8,32 am No somos tan diferentes; pero nosotros podemos cambiar
8,33 am imaginar otras vidas; decidir si merece la pena
8,34 am no tener nunca tiempo para decir (sin prisas)
8,35 am lo bien que te quedan el anorac, los clips , el pelo,
8,36 am ese olor a sueño que llevas aún de las sábanas en tu piel;
8,37 am y no solamente haber deseado decirlo.
Image hosted by Photobucket.com
8,38 am Haber oído tu voz “Buenos días”
8,39 am en lugar de hablar a solas con las manos en el volante.
Image hosted by Photobucket.com
8,40 am Después nuestros teléfonos se buscarán entre todos
8,41 am y organizaremos la compra, las salidas y las entradas
8,42 am de todas las actividades sin vernos siquiera.
8,43 am Sólo voz reconocida voz sola.
8,44 am La prisa nos habrá convertido en sonido y ( ) en silencios
8,45 am mientras el otoño nos seguirá empujando disfrazado de mundo
8,46 am con cierta rigidez postmortem; como ahora
8,47 am aquí quietos-transitando en esta autopista
8,48 am repleta de estrellas rojas a las ocho de la mañana.
Image hosted by Photobucket.com


Texto: Jesús Fragoso
Pintura: Bruce Meek, Gabriela Zalewska, Leonor Fini,
Fotografía: Bob Carlos Clarke.

3 commentaires:

Piel a dit…

Cda minuto un verso y aún en la insensible trayectoria de un viaje que parece una batalla ser poeta que desliza reflexiones...

¡Feliz 2006! estimado Jesús gracias por visitarme y darme la oportunidad de leerte.

Umma1 a dit…

El poeta se salva en el minuto
8,11... "Y ME PREGUNTO (ingenuo que aún preguntas)"

Siempre hay segundo para salir de la medianía y proyectarse a ritmos propios. Me encantó esa reflexión en los primeros pasos de la mañana.
Felicidades Jesús

Krystal a dit…

Siempre, casi cada día, anhelo escapar de esos espantosos minutos rodeada de desconocidos sin nombre. A veces imagino cómo son cuando no están tan solos entre cuerpos extraños; cuáles son sus sueños, por qué llora ese muchacho, por qué esa mujer parece estar leyendo siempre la misma página...
Y si una persona me sonríe, entonces pienso que levantarse a ese hora en ese preciso día ha valido la pena; porque es incalculable que un extraño te regale su sonrisa. Y la terrorífica rutina ha visto caer ajado su poder.

Un abrazo. Maravillosas las palabras, tan fugaces, súbitas y expresivas.