dimanche, août 27, 2006

Quieto

Photobucket - Video and Image Hosting

-¿Ahora te acuestas?
Lo primero que se conoce
es que el silencio puede ser lento,
consistir en un vértigo por volver a empezar,
en unas ramas desperezándose,
en aquellos pájaros- gorriones-
que madrugan y se buscan.
-Te dejo solo.
(Tus pasos se van; yo estoy muy quieto)
Mi pensamiento se oye afuera
como si quisiera empezar desde cero,
persigue la vida como este verano
a las ocho de la mañana.
No tiene atributos este pensamiento
sólo la luz que atraviesa las cortinas
acelera el color de sus sueños.

No duermo. Espero oír tu puerta
para sentir la soledad.
Pero no, viene de antes, de lejos;
de los días inventados,
del combate cuerpo a cuerpo,
de la memoria que guardamos
para quemarla en el invierno.


Texto: Jesús Fragoso
Imagen: Neil Douglas

6 commentaires:

Piel a dit…

Hola Jésus:

Te platico que estraño leerte .
extraño se dulce sabor de tus letras en mis labios
el manto que se tiende y me moja cuando leo lo bien que manejas la palabra e imagino tus dedos transformados en cincel transformando el silencio en piedra viva...

Te pienso amigo,
te extraño.

¿Todo bien?

pieladentroarrobagmail.com

mahaya a dit…

Ojala la memoria nunca se queme, ni en verano, ni en invierno.

lapatrymiranda a dit…

... que bueno!! ......... que bueno!! ....... sin palabras!!........ no se puede hacer poesía contigo, ni siquiera me arriesgo a ese juego ............ te beso ......... buenas noches!!

Umma1 a dit…

Es verdad, el silencio puede ser muy lento, a veces para padecerlo, pero otras, para gozarlo con intensidad.
un abrazo Jesús

Umma1 a dit…

Saludos

Umma1 a dit…

Se te echa de menos Jesús...
Un abrazo